Senado confirma a Amy Coney Barrett como jueza de la Corte Suprema – Noticias Ya


(POLÍTICA YA). – Los republicanos del Senado confirmaron este lunes a Amy Coney Barrett como jueza de la Corte Suprema pocos días antes del día de las elecciones del 3 de noviembre, una confirmación que podría llevar al tribunal superior en una dirección más conservadora para las generaciones venideras.

Se espera que el presidente Donald Trump juramente a Barrett en la Casa Blanca en una ceremonia al aire libre este mismo lunes por la noche.

Barrett, que tiene 48 años, probablemente servirá en la corte durante décadas y dará a los conservadores una mayoría de 6-3 en la Corte Suprema, un cambio en su composición que podría tener implicaciones dramáticas para una variedad de temas que podrían surgir, incluyendo el futuro de la Ley del Cuidado de Salud Adsequible, conocida como Obamacare, además de cualquier disputa potencial con respecto a las elecciones de 2020.

Los republicanos del Senado, que tienen mayoría en la cámara, siguieron adelante con uno de los procedimientos de nominación más rápidos en los tiempos modernos luego de la muerte de la difunta jueza e ícono liberal Ruth Bader Ginsburg el mes pasado.

Demócratas resisten, pero republicanos avanzan

Mientras los republicanos del Senado avanzan este lunes hacia la confirmación de Amy Coney Barrett como jueza de la Corte Suprema para llenar la vacante dejada por Ruth Bader Ginsburg, los demócratas amanecieron en el pleno de la Cámara alta para protestar por el proceso.

REPUBLICANOS PLANEAN INICIAR EL DOMINGO LA CONFIRMACIÓN DE BARRETT

A apenas ocho días de las elecciones generales, la confirmación de Barrett este lunes no está en duda, ya que la mayoría de los republicanos están unidos en apoyo a la nominada del presidente Donald Trump.

Se espera una votación alrededor de las 7:30 p.m. (hora del Este), según el personal administrativo del Senado, seguida de su juramentación.

Los republicanos tomaron la decisión de avanzar la confirmación durante una rara sesión de fin de semana sin el apoyo de un solo demócrata.

Pero los demócratas mantuvieron al Senado en sesión hasta altas horas de la noche en un intento de retrasar el proceso y argumentar que el ganador de las elecciones del 3 de noviembre debería elegir al candidato para llenar la vacante dejada por Ginsburg.

DEBATE SIMBÓLICO

En la culminación de un debate en gran parte simbólico, Chuck Schumer, líder de la minoría demócrata del Senado, acusó a los republicanos de montar “una defensa larga y torturada de esta cínica toma de poder“, y de inventar excusas “ex post facto”.

LA JUEZA AMY CONEY BARRETT FRENTE UN COMITÉ JUDICIAL DIVIDIDO

La incorporación de Barrett daría a los conservadores seis de los nueve escaños del tribunal.

Los demócratas insisten que lo que está en juego con el nombramiento de Barrett, es el futuro de la atención médica de la nación bajo la Ley del Cuidado de Salud Adsequible, conocida como Obamacare, mientras que los republicanos destacaron su carrera y sus calificaciones para servir en el tribunal más alto de la nación.

“El Senado está haciendo lo correcto. Estamos adelantando esta designación y colegas, mañana por la noche tendremos un nuevo miembro de la Corte Suprema de los Estados Unidos”, dijo el líder de la mayoría republicanadel Senado, Mitch McConnell, durante un largo discurso en el pleno de la Cámara alta el domingo por la tarde.

“Hemos hecho una contribución importante al futuro de este país. Mucho de lo que hemos hecho durante los últimos cuatro años se deshará tarde o temprano en las próximas elecciones”, dijo. “No podrán hacer mucho sobre esto durante mucho tiempo”.